Mostrando entradas con la etiqueta E.E.U.U.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta E.E.U.U.. Mostrar todas las entradas

jueves, 22 de marzo de 2012

Coryphanta macromeris, Doña Ana

El cactus Coryphanta macromeris, también conocido como doña Ana, es una de las muchas variedades de coryphantas. Proceden del noreste de México y el sureste de Estados Unidos. Es un cacto pequeño, de unos 7 u 8 centímetros de diámetro. Suele encontarse en la naturaleza formando densos grupos de especímenes de los que es fácil separar alguno para la reproducción vegetativa. Cuando llega a la época de floración, del extremo superior surge una gran flor, generalmente de color rosado. La característica que hace más popular a este cacto es que es una planta enteógena. En concreto, la substancia alucinógena que contiene mayoritáriamente la Coryphanta macromeris es la macromerina. Su efecto es similar al de la mescalina del peyote pero bastante más suave. La C. macromeris apenas necesita cuidados especiales ya que soporta tanto el pleno sol del verano como alguna breve helada en invierno.

cactus dona ana

Aquí una Coryphanta macromeris formando un grupo de jóvenes ápices.

Coryphanta macromeris

Cuando las espinas de este cactus son jóvenes, presentan un color rojo intenso.

color de las espinas del cactus coryphanta macromeris

sábado, 17 de diciembre de 2011

Lophophora williamsii, peyote

El peyote es sin duda uno de los cactus más conocidos y más solicitados por los coleccionistas de cactus de todo el mundo. Es el cactus con un mayor contenido en mescalina, una de las sustancias alucinógenas naturales más poderosas. Se tiene constancia de su uso ceremonial desde tiempos de los Aztecas y en la actualidad algunos pueblos indígenas norteamericanos aún la utilizan. En cuanto al cacto en sí, es de forma globulosa de un radio de 3 ó 4 cm. A los dos o tres años aparece una flor en el centro de color blanco, normalmente. Las semillas del peyote salen dentro de una pequeña bolsa roja. Es mejor que no le dé el sol directamente en las horas de mayor insolación del verano ni se riegue mojando el tejido del cactus. Cada vez es más difícil encontrarlo en sus hábitats naturales, que son los desiertos del sur de E.E.U.U. y el norte y centro de México.


cactus peyote

Aquí vemos la bolsa rosada que contiene las semillas del peyote:

cactus lophophora williamsii

Y aquí tenemos una foto de unas cuantas semillas. Como podemos comprobar, son muy pequeñas:

semillas de cactus peyote

flor de peyote

peyote

En este peyote vemos dos flores abiertas a la vez:

dos flores abiertas en un cactus peyote

Si bien normalmente las raices de los cactus suelen crecer muy superficialmente para poder captar la humedad que dejan las pocas lluvias de las zonas deserticas, en el caso de la lophophora williamsii crecen hacia abajo sin superar el diámetro del tallo circular. Es por ello que conviene plantar el peyote en una maceta honda.

raices del cactus peyote

Para multiplicar nuestro peyote podemos separar uno de los hijuelos que le salgan en la base del cactus :

reproducir cactus peyote por esqueje

O también podemos plantar las semillas. Lo ideal es plantarlas en un semillero con tierra especial para la germinación de semillas de cactus.

reproducción de cactus peyote por semilla


peyotito

Pasado un tiempo el peyote se propagará fácilmente de manera cespitosa :

peyote huatari

wokowi
El botón de peyote que salió primero ya da sus propias flores.

Y este es el último botón que está brotando. Como ya hemos dicho anteriormente, la manera más fácil y rápida de reproducir los peyotes es separando uno de estos botones jóvenes y transplantarlos después de dejar secar la superficie de corte durante un par de días.

Estos son los dos peyotitos una vez separados de la planta madre. Después de unos cuantos días guardados en un lugar fresco y seco ya los podremos plantar en su propia maceta.

En poco más de un mes ya han agarrado y están dando sus propias flores.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...